Cintura de avispa: ¿sirven o no las fajas para moldear la figura?

Por : Katerin Panesso Moreno
07 de octubre de 2015

Las hay de todos las tallas, estilos y colores. Las hay para hombres y mujeres. Y las venden como arroz por toda la ciudad. De hecho hay comerciales promoviendo su uso y efectividad.

Y como no, si en cuestión de segundos nos dejan con una cintura de avispa. Lo malo es que su uso indiscriminado puede ocasionar problemas respiratorios, gástricos, irritación y alteración en el sistema linfático. Además flacidez, estreñimiento, celulitis y coágulos.  ¿A qué se deben?, ¿por qué se generan?, ¿cómo evitarlos?

Fajas, usarlas ‘olímpicamente’ puede ser malo para tu salud

Como todas soñamos con un cuerpo escultural sin rollitos ni flacidez, las fajas se han convertido en la salida fácil y sin mucho esfuerzo a tener un abdomen plano. Obvio que también lo hacemos para lucir mejor la ropa, para vernos más delgadas, con piernas más contorneadas, y por qué no, para dar envidia… En fin.

Podríamos enumerar muchas razones por las que algunas mujeres y hombres utilizan fajas. Lastimosamente, su efecto es momentáneo, porque una vez te la quitas, tu cuerpo vuelve a su estado real.

Hablamos con Gloribeth Carrasco, cirujana estética de la Universidad de Antioquia, quién nos dio razones de peso según las cuales utilizar ‘olímpicamente’ esta prenda es contraproducente para tu salud.

No te dejes engañar. La faja por sí sola no moldea el cuerpo, ni quema grasa, ni baja de peso. Tienes que combinar su uso con ejercicio o dieta.

Razones para moderar tu uso de las fajas

No estamos diciendo que por usar de vez en cuando esta prenda para asistir a ese evento especial sea malo. Lo que estamos aclarando es que su uso constante, así te veas muy bien, no es tan bueno.

1. Comprimen los órganos

Hay personas a las que las fajas parecen estrangularlas y mientras la cintura está del tamaño de una avispa, sus órganos están comprimidos, lo que limita la movilidad corporal, dificulta la digestión y produce reflujo, acidez, estreñimiento, gastritis, retención de líquidos. Con los años se puede tornar en daños vasculares ocasionando coágulos en la sangre.

2. Afectan tu circulación y la respiración

Estas mágicas prendas evitan que la sangre circule correctamente por el cuerpo, lo que provoca  edemas (hinchazón causada por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo y dificultad para respirar porque impide que el tórax y los pulmones se expandan de forma adecuada.

3. Infecciones

Si diariamente utilizas fajas, esta pregunta es para ti: ¿cuántas fajas tienes?

La faja es una prenda íntima que debería ser cambiada diariamente o por lo menos lavada. Muchas personas solo tienen una que repiten durante toda la semana y debido al calor y la humedad puedes comenzar a presentar resequedad, infecciones vaginales y hongos.

4. Daños gastrointestinales

Utilizar la faja como una prenda inhibitoria del apetito realmente funciona porque al estar tan ajustada presiona tu estómago y te sacias más rápido. Pero ojo, con el tiempo disminuyes el tránsito intestinal, lo que podría generar estreñimiento, reflujos, ardor y dolor en el tórax.

5. Dolor y debilidad en algunos músculos

La faja impide que los tejidos musculares y de la piel trabajen durante el día, ocasionando que con el tiempo vayan perdiendo su tonicidad. En los casos de la faja de cuerpo entero, moldean más la figura, pero complica la circulación de la sangre, lo que puede provocar dolor, sensación de hormigueo en el cuerpo y lo que nadie quiere, flacidez.

 Imagen-principal (1)

Fajas: ¿cuándo son necesarias?

Las fajas deben ser estrictamente recomendadas por un médico, fisiatra, ortopedista o neurocirujano, para alguno de los siguientes casos: tratamientos estéticos, tratamientos postquirúrgicos y embarazo o post embarazo.

1. Tratamientos médicos: personas con problemas de columna y de postura.

2. Tratamientos posquirúrgicos: en casos de lipoescultura, abdominoplastia y otros, las fajas ayudan en el proceso curativo, permiten que la piel se ajuste a los músculos, disminuyen la inflamación, facilitan la absorción de líquidos y reducen los riesgos de hemorragias y hematomas. El tiempo de uso debe ser el que sugiera el médico.

3. Embarazo y posparto: en los embarazos el médico la recomienda cuando hay un incremento exagerado de la barriga. En este caso la faja ayuda a sostener el peso y estabilizar la columna. En los pospartos, muchas mujeres las usan  para recuperar su figura. Se pueden usar por un tiempo, pero una vez cumplido el tiempo necesario, déjalas.

Recomendaciones finales

  • Usa las fajas con prescripción médica. Ah, y antes de elegirla, infórmate sobre las tallas y cualidades de cada una. Al usarla, verifica que sea cómoda.
  • A no ser que el médico te lo haya sugerido, nunca intentes dormir con una faja.
  • Usar faja de vez en cuando para ocasiones especiales no tiene nada de malo. Pero cuando abusas de su uso (como todas las cosas) tiene consecuencias.
  • Si después de leer esto quieres seguir usando faja diariamente, que no es lo ideal, trata de tener 2 o 3 para que no uses la misma siempre y así evitas infecciones. Si solo tienes una, lávala todos los días.
  • Si estás tan acostumbrada a usar la faja, al punto que ya forma parte de tu piel, intenta durante unas semanas llevarla sólo la mitad del día para irte acostumbrando a la nueva sensación. Y así, poco a poco, vas mermando su uso.

Agradecimientos a: Gloribeth Carrasco Arenas, medica estética de la Universidad de Antioquia.

 

Contenidos relacionados:

En Medellín Ciudad Inteligente creamos contenidos útiles y atractivos, que inspiren a las personas y las inviten a mejorar su calidad de vida, que generen interacción y diálogo, para así avanzar juntos hacia la construcción de una ciudad mejor.
Katerin Panesso @katerinpanesso
Catalina Rondón @catarondong

Haz un comentario

  • Maria Calle

    Como me siento y como me veo es lo mas importante a la hora de vernos bien, las fajas moldeadoras y reductoras son una gran ayuda para mejorar nuestra figura, hace dos meses compre una faja de control en moldeatefajas.com y he notado muy buenos resultados, se siente como mejora la figura.

    Totalmente recomendadas.

    Responder